Advertisement

Las empresas españolas ofrecen varias ventajas competitivas en comparación con muchas otras entidades empresariales de otros países. Con muchos incentivos para los inversores extranjeros, establecer una empresa en España puede ser una forma fiscalmente eficiente y rentable de hacer negocios en la UE y fuera de ella. Aunque las empresas S.A. (o Sociedades Anónimas) y las S.L. (o Sociedades Limitadas) tienen muchas características similares, los dos tipos más comunes de entidades empresariales españolas no son exactamente iguales.

Las Sociedades Limitadas son la opción de entidad empresarial más utilizada debido a la flexibilidad organizativa y a los requisitos mínimos de capital. Dicho esto, la opción más preferida por un inversor depende principalmente de las actividades empresariales previstas en España. Exploremos los pormenores de las Sociedades Anónimas y las Sociedades Limitadas en España.

SpainDesk hace que la constitución de su empresa sea fácil, rápida y sin preocupaciones

Diferencia de capital social entre SL y SA

Las aportaciones de capital social pueden ser en una amplia gama de activos que incluyen dinero en efectivo, derechos de crédito y propiedades inmobiliarias, entre otros. Las S.A. (o Sociedades Anónimas) están pensadas para empresas medianas y grandes. En este sentido, tienen un capital social mínimo de 60.102 euros, de los cuales el 25% debe ser desembolsado durante la constitución. El 75% restante puede liquidarse en un plazo establecido en los estatutos de la empresa.

En el caso de las empresas SA, los propietarios son libres de transferir las acciones. Sin embargo, los estatutos de la sociedad pueden establecer algunos requisitos adicionales. Por otro lado, las Sociedades Limitadas requieren un capital social mínimo de al menos 3.006 euros. Éste debe estar totalmente desembolsado antes de la constitución de la sociedad. En lo que respecta a la transmisión de acciones de las sociedades SL, la legislación española establece algunas limitaciones en cuanto a la transmisión de acciones de la sociedad a terceros. Estas limitaciones pueden variar en función de los estatutos.

Diferencia de los estatutos de la sociedad entre SL y SA

Una de las profundas diferencias entre las SL y las SA en España es la relativa a los estatutos de la empresa. Las SL suelen tener unos estatutos flexibles. En este sentido, la empresa puede contener algunas variaciones del régimen legal. En cambio, las SA tienen unos estatutos rígidos en los que las posibilidades de tener variaciones al régimen legal son mínimas.

Los estatutos de la sociedad dictan la asistencia y las mayorías en las juntas de accionistas o de socios tanto para la S.A como para la S.L. Cabe mencionar que la S.A suele tener varias convocatorias mientras que para la S.L sólo hay una convocatoria.

Propiedad de la empresa

Tanto las Sociedades Anónimas como las Sociedades Limitadas requieren un nombramiento mínimo de 1 administrador y 1 accionista, que pueden ser de cualquier nacionalidad y residencia. Una de las profundas ventajas de las S.L. españolas es que los accionistas son responsables de las deudas de la empresa sólo en la medida de su aportación de capital social. Además, esta entidad empresarial permite el registro con accionistas 100% extranjeros.

Cabe destacar que la estructura legal y los mecanismos para establecer y operar una S.L son menos complicados que los de una S.A. Por lo tanto, no es sorprendente que la S.L sea más ideal para las empresas pequeñas o familiares.

¿Quién puede crear una empresa en España?

Independientemente de si es usted extranjero o ciudadano español, se le permite iniciar su negocio en el país. Eso sí, tiene que ser un residente legal español. El proceso puede complicarse dependiendo de su región de origen.

En lo que respecta a los extranjeros, el proceso para iniciar un negocio en España es especialmente sencillo para las personas de la Unión Europea.  Se les exige legalmente tener el NIE y el certificado de registro de la UE y entonces pueden iniciar el proceso de registro. Los ciudadanos no comunitarios necesitan un visado de trabajo para iniciar un negocio en España.

Si usted es un extranjero que busca establecer una Sociedad Anónima o una Sociedad Limitada, es posible que desee considerar algunos factores comerciales, incluyendo la industria y el tipo de negocio que la empresa llevará a cabo, la nacionalidad de los propietarios y empleados, y los acuerdos o relaciones comerciales existentes.

Cumplimiento de la empresa

Toda empresa española está obligada por ley a llevar una contabilidad adecuada. Asimismo, las empresas deben preparar estados financieros auditados. Sin embargo, las Sociedades Anónimas no necesitan someterse a una auditoría interna. De acuerdo con las leyes fiscales españolas, toda empresa debe presentar declaraciones anuales del impuesto de sociedades.

Como empresa que opera en España, está sujeta a los requisitos de la seguridad social española. Además, puede necesitar permisos particulares en función de sus actividades empresariales. En la mayoría de los casos, el cumplimiento de las normas por parte de la empresa es gestionado por asesores locales a un coste mínimo.

Las distintas regiones pueden tener normas, costes y disponibilidad diferentes. A este respecto, le recomendamos encarecidamente que consulte a los profesionales pertinentes, por ejemplo, asesores empresariales, expertos jurídicos, contables y otros, en función de sus necesidades.  Póngase en contacto con SpainDesk y repasaremos su situación específica, para que sepa exactamente a qué atenerse en términos de cumplimiento legal.

Fiscalidad

El régimen fiscal español es similar para las empresas de SL y SA. La fiscalidad de las empresas en España depende principalmente del tipo de empresa que usted dirija. El impuesto de sociedades en España suele gravar el beneficio mundial obtenido por la empresa.

Cabe mencionar que las nuevas empresas en España se benefician de varias exenciones fiscales. Por ejemplo, las sociedades limitadas españolas pagan un 15% de impuestos sobre los beneficios inferiores a 300.000 euros en su primer año de funcionamiento. El impuesto suele ser del 20% sobre todos los beneficios que superen el umbral de 300.000 euros. Después de dos años, las sociedades limitadas deben pagar un tipo impositivo general del 25%.

Disolución de sociedades españolas

En caso de que los socios de las Sociedades Anónimas(SA) decidan disolver la sociedad, el acuerdo de disolución de la sociedad debe publicarse en el Boletín Oficial del Registro mercantil y en el periódico. Esto no es necesario para la SL.

Pasos para registrar una empresa en España

Entonces, ¿cuáles son los pasos legales específicos para constituir una empresa en España? Echemos un breve vistazo:

Paso 1

En primer lugar, tiene que registrar un nombre de empresa en el Registro Mercantil nacional. En este punto, las autoridades competentes se asegurarán de que el nombre elegido es único. En caso de que el nombre de la empresa esté cogido, entonces tendrá que elegir uno diferente.

Paso 2

Después de registrar con éxito el nombre de la empresa, posteriormente se empieza a redactar los estatutos y el reglamento de la empresa. Puede optar por contratar a un profesional para que le ayude con esto.

Paso 3

Obtenga un número de identificación fiscal temporal (CIF) para la empresa.

Paso 4

Comuníquese con el notario. En este punto, revise todos los documentos necesarios. Posteriormente, todos los accionistas o sus representantes deben firmar los documentos necesarios en la notaría.

Paso 5

Realización del pago del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y del impuesto sobre actos jurídicos documentados

Paso 6

Proceso de registro de la empresa en el registro mercantil local. La información de la empresa se publica en el Boletín Oficial del Registro Mercantil.

Paso 7

Por último, puede adquirir un número de identificación fiscal permanente (CIF) para la empresa. El proceso completo de constitución de la empresa suele durar 3 semanas. Para los extranjeros, puede optar por evitar el viaje a España otorgando a un profesional del derecho de su elección el poder de representación.

Diligencia al crear una empresa española

La mayoría de los inversores locales y extranjeros en España prefieren las SL, principalmente por la menor inversión necesaria. Además, la gestión de la empresa es mucho más flexible. Dicho esto, las grandes empresas y las multinacionales pueden encontrar una SA ideal para su negocio.

¿Está preparado para iniciar sus inversiones en España? SpainDesk puede registrar la empresa en su nombre, sin necesidad siquiera de viajar a España.  Como inversor, usted quiere tomar decisiones informadas, especialmente en lo que respecta a la mejor estructura corporativa para su empresa. Le proporcionamos una ventanilla única en la que podrá realizar todos los trámites pertinentes de forma profesional y sin complicaciones.

La creación de una empresa en España conlleva muchos pasos. Nosotros se lo ponemos fácil con nuestro servicio de constitución de empresas. Además, ofrecemos servicios legales y contables. De este modo podrá centrarse en su negocio. Póngase en contacto con nosotros para concertar una cita con nuestro equipo.

Descargo de responsabilidad: La información de esta página puede estar incompleta o no estar actualizada. Bajo ninguna circunstancia la información listada debe ser considerada como asesoramiento legal profesional. Le recomendamos encarecidamente que busque la orientación de un experto legal si carece de amplios conocimientos o experiencia en cualquiera de los procedimientos expuestos en estos artículos.

SpainDesk hace que la constitución de su empresa sea fácil, rápida y sin preocupaciones

Click on a star to rate this post

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

Be the first to rate this post.

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Tell us how we can improve this post?