Advertisement

La Cédula de habitabilidad o certificado de ocupación es una forma de documentación a menudo ignorada pero de importancia crítica que se necesita para vivir en cualquier vivienda dentro de España. Contrariamente a la creencia popular, este certificado es necesario antes de mudarse a cualquier vivienda; de lo contrario, puede arriesgarse a recibir multas. La buena noticia es que la Cédula de habitabilidad es relativamente fácil de obtener, y le explicaremos por qué es importante, los diferentes tipos disponibles, cuándo la necesitará y otra información esencial relativa al proceso de obtención.

¿Qué es la cédula de habitabilidad?

La cédula es un documento oficial que confirma que una vivienda reúne las condiciones básicas para ser habitada y es totalmente legal en todos los aspectos. Un arquitecto técnico autorizado debe inspeccionar la vivienda, asegurando que el edificio cumple con una selección de requisitos sanitarios, dimensionales y de seguridad.

La Cédula de habitabilidad es necesaria para conectar los servicios básicos como la electricidad, el gas y el agua. Por lo general, el certificado tiene una validez de hasta 10 años; sin embargo, esto puede variar en función del tipo que solicite o de la ubicación de su propiedad en el país.

La Cédula de Habitabilidad es un documento que asegura que una determinada vivienda reúne todas las condiciones mínimas y necesarias para vivir. En el caso de Barcelona, utiliza la ley catalana para determinarlo. No implica la legalización de la construcción en cuanto a su idoneidad para el uso de la vivienda ni en cuanto a la normativa urbanística.

Este documento es, esencialmente, obligatorio para todas las viviendas, con las pocas excepciones que mencionaremos en los siguientes párrafos. En otras palabras, para vivir legalmente en una vivienda, se le exigirá este documento en particular. Como se ha mencionado antes, considere que esto es sólo un ejemplo de la ley catalana (aplicable a Barcelona). Dependiendo de la ley aplicable a cada territorio particular en España, puede haber diferencias. Podemos ayudarle con más información sobre las particularidades de esta Cédula de Habitabilidad para su propiedad. Contacte con uno de nuestros expertos legales en SpainDesk.

Obtenga ayuda de los abogados inmobiliarios en España

Los diferentes tipos de cédula de habitabilidad

Existen tres variantes críticas de esta cédula que se corresponden directamente con la antigüedad de la vivienda o con una determinada fase de construcción. Lógicamente, la ley establece normas de exigencia más estrictas para las viviendas nuevas. Al mismo tiempo, los requisitos para las viviendas preexistentes, a partir del 11 de agosto de 1984, en el caso particular de Barcelona, son más exigentes, así como establece un régimen intermedio para las viviendas posteriores al 11 de agosto de 1984 y anteriores a la entrada en vigor del Decreto que regula la Cédula de Habitabilidad.

Vea las diferencias entre las tres formas principales de este documento:

  • Cédula de habitabilidad de primera ocupación

Este tipo de Cédula de Habitabilidad debe solicitarse con todas las viviendas de nueva construcción. Como se ha mencionado anteriormente, con las viviendas de nueva construcción, las condiciones requeridas son más modernas y exigentes, por lo que es el tipo de cédula más exigente.

  • Cédula de habitabilidad de primera ocupación por rehabilitación.

Este documento se refiere a una vivienda producto o resultado de una intervención o proceso de rehabilitación. Es necesario cuando hay renovaciones o reformas que pueden modificar sustancialmente el entorno original de una vivienda. Es el caso, por ejemplo, de las viviendas en las que se ha producido una redistribución de los espacios originales.

  • Cédula de habitabilidad de segunda ocupación (renovación de la cédula de habitabilidad o cédula de segunda ocupación)

Esta parte se refiere a una vivienda ya construida y previamente habitada. Es el tipo de documento que deben solicitar las viviendas existentes cuando la cédula de primera ocupación ha caducado. En esencia, se trata más de una renovación del certificado inicialmente concedido que de uno nuevo.

¿Qué información hay que incluir en la solicitud?

Los requisitos para tramitar la documentación dependen de la región. Además, también influye la versión del certificado que necesite. La siguiente información es crucial para incluir en cualquier solicitud:

  • Localización: La dirección de la vivienda en cuestión.
  • Superficie funcional: Cualquier superficie que podamos utilizar o pisar en el interior de una vivienda (espacio en el suelo, armarios empotrados, espacio en el mostrador, etc.).
  • Distribución: Son todas las habitaciones o zonas dentro de la casa.
  • Límite de ocupación: Es el número máximo de personas que pueden estar legalmente en el edificio de forma simultánea.
  • Identificación: La identificación debe ser del técnico autorizado que realizó la inspección.

¿Cuándo es obligatoria la Cédula de habitabilidad?

Esta documentación es necesaria en prácticamente todas las situaciones relacionadas con un lugar de residencia. Aunque hay raras excepciones en las que puede no considerarse obligatoria, como regla general, es seguro asumir que es completamente necesaria a menos que un profesional del derecho aconseje lo contrario.

Vamos a desglosar los cuatro escenarios clave en los que se requeriría esta certificación:

  • Alquiler de un apartamento o propiedad

  • Se trata de un contrato de arrendamiento de un apartamento o una propiedad.

En cualquier contrato de alquiler de vivienda, es obligatorio que el certificado se incluya en la documentación y se entregue a los nuevos inquilinos. Es importante tener en cuenta que una vivienda sin Cédula de habitabilidad no se considera un hogar/vivienda y legalmente no puede estar disponible para uso residencial.

Si usted alquila una vivienda sin esta certificación, podría haber consecuencias potenciales para ambas partes implicadas. Por ejemplo, el inquilino no podrá darse de alta ni conectar los servicios básicos, y el gobierno podría someter al propietario a importantes multas y obstáculos legales. Si quiere saber más sobre el alquiler de su propiedad, le sugerimos que lea también sobre los impuestos sobre la renta en España.

  • Vender un apartamento o propiedad

  • Por favor, no se preocupe, no se preocupe, no se preocupe.

Si está involucrado en la venta de una vivienda, debe obtener la Cédula de habitabilidad. Hay muy pocas circunstancias en las que no se requiera inmediatamente para tramitar el traspaso de la propiedad; sin embargo, sin una exención explícita, el vendedor podría verse sometido a elevadas multas. El comprador puede experimentar una serie de dificultades en el futuro. Identificaremos las principales exenciones del certificado un poco más abajo.

  • Solicitar una hipoteca.

Para que se conceda cualquier hipoteca o préstamo bancario, hay varios requisitos que la persona que lo solicita debe cumplir. En España, es imprescindible tener la Cédula de habitabilidad de su vivienda. Es importante recordar que esta cédula es necesaria para que el inmueble en cuestión sea considerado legalmente como vivienda. Por lo tanto, es imposible hablar de los tipos de hipotecas o préstamos hipotecarios pertinentes sin esta documentación.

  • Vivir en una propiedad

  • Se trata de una vivienda de alquiler.

Aunque hay varias situaciones en las que la gente intenta vivir en propiedades sin la Cédula de habitabilidad, es ilegal y les pone en riesgo de muchas complicaciones. Hemos recopilado las principales consecuencias que puede tener cuando vive sin la certificación necesaria.

  • Imposibilidad de darse de alta y establecer los servicios básicos (como el agua, el gas, la electricidad, etc.)
  • .

  • Posibilidad de enfrentarse a una serie de multas y sanciones severas.
  • Imposibilidad de inscribirse en un seguro de hogar o de solicitar préstamos bancarios e hipotecas.
  • Posibilidad de desahucio seguido de la limitación del acceso a los recursos públicos.

Exenciones de la Cédula de habitabilidad

Hay muy pocas circunstancias en las que la cédula no se considere obligatoria. Por ejemplo, si hubiera un acuerdo para no entregar el documento en la venta de una vivienda preexistente, podría ser por los siguientes motivos:

  • El comprador puede tener planes de renovar o demoler la propiedad.
  • El uso previsto de la propiedad puede diferir del de una vivienda.
  • El certificado puede tramitarse posteriormente por una serie de razones justificadas. No obstante, será necesario presentar la solicitud de cédula de habitabilidad. Esto demostrará que las condiciones de la vivienda son óptimas para obtener el certificado.
    Recuerde que esto es sólo un ejemplo aplicado a la venta de una vivienda, pero cada caso (alquiler, solicitud de hipoteca, etcétera) tiene sus diferentes exenciones. Si no está seguro de las exenciones que se aplican a su situación, siempre es mejor consultar con un abogado inmobiliario para que le aclare la situación.

    ¿Quién es responsable de la Cédula de habitabilidad?

    En el caso de una propiedad en alquiler, la Cédula de habitabilidad es responsabilidad exclusiva de la persona que tiene la escritura de la propiedad. Tendrá que solicitarla y pagarla.

    En la venta de una propiedad, generalmente se espera que el vendedor gestione y pague el proceso de certificación. Sin embargo, en algunas situaciones, ambas partes pueden acordar que sea el comprador quien se encargue de obtener el certificado.

    ¿Qué ocurre si no tengo la documentación del certificado?

    Desgraciadamente, puede ser relativamente frecuente que le vendan una casa o un apartamento sin la cédula de habitabilidad, lo que suele ocurrir con compradores desinformados.

    Si todavía está tramitando la compra de una vivienda, dé prioridad a tratar la certificación con el propietario actual para evitar cualquier complicación futura.

    Si no encuentra la cédula o no la ha recibido nunca, puede consultar con el Ayuntamiento; es posible que le faciliten una copia. Si esto resulta infructuoso, tendrá que solicitar uno nuevo inmediatamente y pagar por la sustitución.

    Información importante sobre la tramitación

    • ¿Cuánto cuesta la Cédula de habitabilidad?

    • Cuánto cuesta la cédula de habitabilidad?

    El coste global de la cédula puede variar en función de la situación. Sin embargo, hay que tener en cuenta dos cosas fundamentales: la tarifa estándar que hay que pagar al ayuntamiento por la tramitación de la solicitud y los honorarios del arquitecto por la inspección.

    Por ejemplo, el coste actual de la solicitud del certificado en Barcelona es de 42,60 euros. Este precio es para la Cédula de Habitabilidad de Primera Ocupación. Sin embargo, este importe está sujeto a cambios en función de la región en la que se solicite y del certificado específico que necesite.

    • ¿Cuánto tiempo tarda en tramitarse la solicitud?

    • Cuánto tiempo tarda en tramitarse la solicitud?

    Por término medio, puede tardar un mes o menos en recibir una respuesta oficial sobre el estado de su certificación. Sin embargo, el tiempo de aprobación depende de la región de España en la que haya presentado su solicitud.

    Si su situación requiere urgentemente la Cédula de habitabilidad, una solicitud sellada del certificado puede ser suficiente en lugar de la documentación física en muchos casos.

    • ¿Puedo obtener un duplicado del certificado?

    Por supuesto. Para solicitar un duplicado del certificado, tiene que ponerse en contacto con su ayuntamiento con la documentación que demuestre que usted es el propietario legal de la vivienda en cuestión o nombrar a un representante autorizado.

    Tenga en cuenta que no es necesario tramitar una solicitud adicional mientras el certificado siga considerándose legalmente válido para la propiedad.

    • ¿Esta certificación es igual en todas las regiones de España?

    Dependiendo de su ubicación dentro del país, el proceso de solicitud, los requisitos, los costes, los plazos y demás pueden variar. Mientras que el proceso general es obligatorio en la mayoría de las regiones, otras como Aragón y Castilla la Mancha no lo requieren. En otras zonas, puede que sólo sea necesaria la Cédula de habitabilidad de primera ocupación. También puede ocurrir que la Cédula de Habitabilidad lleve un nombre diferente en una región. En cualquier caso, es esencial revisar los requisitos legales según la región y consultar con un profesional del derecho si no está seguro.

    Comprar, vender o alquilar una propiedad en España es complicado y un poco abrumador a veces. Nuestro dedicado equipo de abogados especializados en inmuebles y propiedades en SpainDesk está disponible para guiarle a través del sistema legal español. Podemos encargarnos de todo, desde los registros hasta el asesoramiento en los procedimientos legales. Contacte con nosotros hoy mismo para reservar una cita con uno de nuestros especialistas inmobiliarios.

    Obtenga ayuda de los abogados inmobiliarios en España

    Aviso legal: La información de esta página puede estar incompleta o no estar actualizada. Bajo ninguna circunstancia la información que aparece debe ser considerada como asesoramiento legal profesional. Le recomendamos encarecidamente que busque la orientación de un experto legal si carece de amplios conocimientos o experiencia en cualquiera de los procedimientos expuestos en estos artículos.

    Click on a star to rate this post

    Average rating 0 / 5. Vote count: 0

    Be the first to rate this post.

    We are sorry that this post was not useful for you!

    Let us improve this post!

    Tell us how we can improve this post?